La ratificación por parte de Argentina de los Convenios 155 y 187 de la OIT, evidencian un salto cualitativo en la legislación nacional coherente con la política pública desarrollada en materia de salud y seguridad de los trabajadores.

La ratificación de estos convenios es de gran importancia para nuestro país ya que no solo representa un notable avance en la ampliación de los derechos laborales, sino que también confirma el rumbo que emprendió nuestro país en relación al cuidado de la salud y seguridad de los trabajadores.

Indicadores como la disminución sistemática de la accidentalidad laboral en Argentina, el aumento de la capacidad inspectiva, las acciones de concientización para profundizar la cultura de la prevención y el acuerdo tripartito para el establecimiento de la Estrategia Argentina de Salud y Seguridad en el Trabajo 2011-2015, muestra que no hay hechos aislados sino una clara Política de Estado.